sábado, 27 de julio de 2013

Disorder.

Llega un momento en el que ya no sabes que hacer. Estás harta, llegas al punto de no querer ver a nadie, no aguantas a nadie, nadie te aguanta a ti. Y piensas 'estoy mejor sola'. Y joder, intentas estar sola, no es muy difícil
. Te acostumbras a no tener a nadie, nunca lo has tenido. No pasa nada, todo va bien. No hay problema en ser diferente. Si les importa a los demás es su problema, a ti te da igual.
Pero no te da igual.
Claro que no.
Duele, duele saber que nadie te ve de esa forma, nadie.
Has aguantado un tiempo, mucho tiempo. Pero estás a punto de explotar.
Necesitas contarle algo a alguien, es incómodo pero lo haces.
Y bueno, te das cuenta de que pasar de todo no es la solución.
Por fin aceptas que necesitas a alguien, vaya, como todo el mundo. Ese alguien no va a aparecer, o eso crees por ahora. Pero al menos sabes que tienes sentimientos, no es todo negro.
Todos necesitamos a alguien.