lunes, 18 de agosto de 2014

History is bunk.

Eso mismo, la historia es una tontería. Y de las grandes.
Es cierto, ya sé que las cosas cambian, que pueden llegar a ser muy diferentes ¿pero tanto?
A casi un año de todo esto de los sentimientos que pensaba que jamás podría sentir por nada ni nadie aún me pregunto qué, cómo y por qué ha pasado esto.
Ni siquiera sé qué haría si pudiera volver once meses atrás. 
Lo siento, pero te necesito.
La triste historia del desamor es una tontería. Y de las inevitables.
Por mucho que te esfuerces no puedes hacer que alguien te quiera, es físicamente imposible.
Aunque pensándolo bien ¿cuántas cosas daba yo por imposibles hace no tanto? Qué más da esto ahora.



No hay comentarios:

Publicar un comentario