domingo, 12 de octubre de 2014

Why do you treat me like you do?

Hoy he vuelto a poner la cama del derecho, que al revés parece que todo cambia demasiado rápido.
Hoy he vuelvo a cerrar la ventana. Y también la puerta. Porque ya empiezo a tener frío sin poder hacer nada.
He vuelto a escuchar canciones tristes que me hacen un poquito feliz.
Pero por defecto, hoy he vuelto a tener miedo.
He vuelto a los mismos viejos temores que me atormentaban los cuales ya olvidé porque ya no estabas.
Se me han vuelto a empañar las gafas cantando ''¿por qué me tratas como me tratas?"
He intentado evitar que te ahogaras y reanimarte pero otra vez me he quedado frustrada sin siquiera atreverme a asomarme al mar tormentoso.
Y tengo la sensación de que es inevitable que cometa los mismos errores tontos que acaban devastándolo todo.
He vuelto a gritarte que confíes aunque sólo fuera para mi misma.

Todo huele a octubre.


miércoles, 8 de octubre de 2014

No matter what I try.

Estoy en un círculo vicioso.
Me sangra la nariz. Mi cabeza da vueltas y vueltas entre las luces que entran a través de la ventana del asiento trasero del coche. Me duelen tanto las piernas que a penas puedo continuar caminando.
Son las dos de la mañana y ya estoy en casa por agotamiento sentimental.
Cómo se nota que has vuelto.
Y te vas. Y te odio. Y te odio con todas mis fuerzas.
Y vuelves. Y no te quiero más porque es físicamente imposible.
Y te vas y vuelves y vuelves y te vas y te largas y me quieres y me odias y me necesitas.
Qué suerte tienes de tenerme más que atada a ti.