martes, 2 de agosto de 2016

Deconstrucción.

Relación no es competición, amor no es sufrimiento.
Relación es amistad, amor, confianza, complicidad y apoyarte en tus compañeros y estar a su lado cuando más lo necesiten. Amor es cuidado y amor es único y diferente. No puedo querer a dos personas de la misma forma porque simplemente son personas diferentes. Pero puedo tener con ambas esa relación amistosa, amorosa y de complicidad.
Competición es dolor. Dolor es competir. No quiero competir y menos contigo, mi amor.
Por un momento he sentido que estaba jugando al ''A ver quién está menos solo'', ''A ver quién tiene más compañeros'' '' A ver quién tiene mas sexo'' y finalmente ''A ver quién recibe más amor''. Amor de terceros. Terceros no importan porque solo me importa que me quieras, que seas mi amigo, que confíes en mi y yo pueda confiar en ti, que seamos cómplices en esto, que me apoyes y qe yo puedo apoyarme en ti, compañero. Que estés a mi lado. No me importa si también estás al lado de alguien más mientras lo estés al mío.
En nuestra complicidad solo me importa tu amor.
Solo me importas tú y no quién tengas en tu cama, en tu vida o en tu mente.
Ya he dejado de competir.
Ya he dejado de ver el amor como algo atroz, o eso estoy intentando.
Me han grabado a fuego el dolor del amor, los celos, las inseguridades, la posesión y sobre todo el sentirme sola. Sentir que necesito a alguien más a parte de a mi misma.
Cuando no estás aquí no pasa nada, porque ya estoy yo. Para hacerme compañía y para quererme. Para eso ya estoy yo. Pero siempre me alegra que tú también lo hagas.
A veces estoy equivocada y me cuesta ver por qué estoy en esto. Pero os aseguro que merece la pena.
Ya no quiero competir porque no tengo que hacerlo con nadie. Ni con ellas ni contigo, mi amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario